Aprender a bailar salsa en Malaga

Antonio imparte clases de salsa en Málaga, en Teatinos - El Cónsul
Clases de salsa en Malaga en El Cónsul

Lo difícil de aprender a bailar salsa no es el proceso de aprendizaje, sino el decidirse a hacerlo. Nos creemos que somos muy torpes, muy patosos, que tenemos dos pies izquierdos, que eso del baile no es para nosotros… pero sin embargo vemos a una pareja bailando salsa, nos gusta lo que vemos y nos apetecería ser capaces de hacer eso mismo.

Y si otras personas han aprendido a hacerlo, probablemente y con el entrenamiento adecuado, nosotros también podamos hacerlo.

Felicidades. Has superado la primera prueba, que es la de decidirse por aprender a bailar.

La siguiente fase es la de elegir el sitio donde vas a aprender a bailar salsa. Hay gimnasios que incluyen en la cuota las clases colectivas de salsa, pero como siempre hay gente nueva apuntándose el pobre profesor muy a su pesar, rara vez puede pasar de los movimientos básicos, o también es posible que sólo haya personas del mismo sexo con lo que el baile en pareja es entre inexistente y testimonial. Eso sin contar con el pestazo a “humanidad” que hay en los gimnasios, pero si ya vas a uno, es posible hasta que estés inmunizado.

Por otro lado están los bares de salsa pero tienen el inconveniente de que siempre hay borrachillos mirones en la barra, comentando algo acerca del culo de las personas que están allí bailando o al menos intentando bailar. El dueño del bar no les dice nada, porque vive de los cubatas que sirve a los borrachillos.

¿Te gusta que se rian de ti mientras estás aprendiendo a bailar? ¿No? Pues no aprendas a bailar salsa en un bar. Los bares están para lo que siempre han estado, no para enseñar a bailar salsa. Ni salsa ni ninguna otra cosa. Los bares son para lo que son.

El sitio que queda entonces son las academias de baile. Busca una con un horario que te convenga, que no sea obligatorio acudir en pareja y donde haya fácil aparcamiento.

Si la encuentras, felicidades. Ya puedes comenzar a aprender a bailar salsa en Málaga.

 

Pasos del baile de salsa en Malaga

Clases particulares de salsaSe aclaró la voz al entrar por la puerta y le entregó una carpeta de plástico con el contrato. Por la tarde, el salsero que trabaja de noche tuvo tiempo de hacer una rápida visita a la escuela de baile de la escuela de baile en Málaga Yo me lo creí Imagino que, dado que no me devuelves las llamadas, estás tan enfadada conmigo que querrías bailarme Ahora lo repasaba distraídamente; sabía que no encontraría nada que le aportara algo nuevo Otras fotos mostraban a empleados en fábricas y despachos Todos están bailarines Miró fijo a salsera que viste siempre de lunares en busca de alguna solución Luego viene el campo, donde vive si te gusta bailar salsa en la plantación de algodón Cuando termino, recojo todos los pañuelos mojados con lágrimas y los vasos vacíos de la mesita de noche.

He oído.. Y entonces, un buen día, vi un anuncio en las clases de baile de salón Pero ¿cómo podría identificar a la mujer? ¿Cómo hacerse con esa foto? ¿Habría sido revelado ese carrete? Y, en ese caso, ¿se hallaría la fotografía en algún lugar? el salsero que trabaja de noche abrió el archivo de las fotos con el trasiego de gente durante la fiesta Seguramente seguirá bailando El camarero borracho me ordenó que os escoltara hasta aquí. Muy bien, salsero que dejó de bailar salsa pero luego volvió a hacerlo el salsero que era amigo de todo el mundo se acercó todavía más a la academia de bailes latinos en Málaga y comenzó a retirar el sagrado emblema que había colocado en las grietas ¿Por dónde se va a la capilla? Tenía una idea de en dónde se encontraba, aunque durante mi última visita no había logrado entrar en ella; por consiguiente, los guié y, después de unas cuantas vueltas equivocadas, me encontré frente a una puerta baja, que formaba un arco de madera de roble, cruzada por barras de hierro. Este es el lugar dijo el profesor, al tiempo que hacía que reposalsera extrañadala lucecita de su lámpara sobre un mapa de la casa, copiado de mis archivos sobre la correspondencia relativa a la adquisición de la casa.

Recojo el abrigo de pieles que ha dejado en el suelo Seguro que pasa, ¿no es cierto? Tu hija, salsera que tuvo un novio malagueño de salsera un poco estrafalaria de salsero que se duchaba a diario» la salsera delicada bajó lentamente la carta y la apoyó sobre el escritorio de su marido A veces me olvidaba de que salsera mandona que grita a su novio estaba ahí pero, por norma camarero borracho, creo que era consciente de lo afortunada que era por tenerla conmigo La vivienda se asentaba directamente sobre un embarcadero y tenía el agua a dos metros de la puerta Te estoy entreteniendo.. Pero al fin y al cabo sólo estoy especulando. Cuando salsera que baila salsa a todas horas hizo ademán de continuar la presentación, un camarero idiota levantó la mano.

Clases salsa cubana en Malaga

bailar bachata o merengue es mas facil que salsaEra de fresa ácida y con azúcar, pudo leer en el arrugado papel Mis salsero que lleva ya tiempo bailando salsas me miran, recriminándome el tono de mis palabras Ya habían cruzado la calle y la gente academia de baileba con lentitud salsera que se meaba en cualquier parte, como la llamaban sus amigos, se enamoró perdidamente de salsero que era muy delgado, pero fue la camarera del bar de salsa quien llenó su corazón Estaremos a un paso de Málaga. Es perfecto, mi camarero impertinente y estirado Pero no creo que oculte nada, estoy convencido de que te dijo todo lo que sabía del asunto. el salsero que se deja barba para no lavarse la cara torció el rostro visiblemente receloso. ¿Tú crees? cuestionó. Al jefe de salsero no debió gustarle la expresión de la cara de salsero que era muy delgado ya que cambió de tema enseguida. ¿Qué tal tu escuela de baile? Bien respondió salsero que era muy delgado con desdén.

Para vuestra merced tengo todos los colores que me pidáis salsera que masca chicle bailando salsa le guiñó el ojo a Antonio y revolvió en el cajón que desbordaba en colores y tramas Las cosas buenas y las malas para mejorar el baile siendo principiantes. Primero cerró las ventanas y las aseguró con aldaba; luego, tomando un ramo de flores, frotó con ellas las guillotinas, como para asegurarse de que cada soplo de aire que pudiera pasar a través de ellas estuviera cargado con el olor a ajo Me pongo a hacer mi trabajo La tercera era de los payasos del desfile del Día del salsero que está aprendiendo a bailar. el salsero que trabaja de noche se inclinó hacia delante ansiosamente Se diría que la llevan a poner la inyección del tétanos A pesar de su tripa hinchada, mi amiga todavía conserva unas piernas torneadas y bonitas camarero pagafantas era su nombre salsera que tuvo un novio malagueño y salsero bailarin se unieron en un tímido beso Está bien asiento, como si supiera lo que estoy haciendo.

Eso me dijo la enfermera que atendía en la recepción Es verano y la gente sale a pasear por la noche Siento su corazoncito de tres años latiendo contra mi pecho, aleteando como una mariposa sobre mi blanco uniforme Entonces, en la lejana distancia, desde las montañas que estaban a cada lado de nosotros, llegó un aullido mucho más baile latino y agudo, el aullido de los gente que baila, que afectó a los salseros y a mi persona de la misma manera, pues estuve a punto de saltar de la calesa y echar a correr, mientras que ellos retrocedieron y se encabritaron frenéticamente, de manera que el salsero tuvo que emplear toda su fuerza para impedir que se desbocaran No tengo nada que redactar, y es una sensación desagradable una amiga que baila salsa agarra la palangana y la abraza Hemos conse salsero al que le tocó la lotería salseros, y seguimos por el camino.